5 millones de dólares por un sofá

Seguro que tras leer el título estaréis pensando en un sofá de oro con diamantes, el último regalo de Beckham a su mujer, un sofá de cristal de Swarovski, o puede que incluso penséis en uno hecho con piel humana. Pues no, os habéis equivocado todos.
Realmente todo esto se debe a un popular programa estadounidense de televisión llamado "Live with Regis and Kelly" que se dedicó a buscar el sofá más feo del país, y recompensar a la dueña con esa gran cantidad de dinero. El proceso de selección incluyó a miles de sofás caracterizados por estampados coloridos y muchas veces indescifrables, que pese a su controvertida estética adornan el salón de sus respectivas casas. Al final quedaron sólo tres finalistas del concurso a quienes pagaron la estancia en Nueva York y el traslado de los respectivos sofás mientras elegían el ganador de este particular concurso anti-belleza.

No sé quién ganaría, pero aquí tenéis a una de las finalistas, Christina, sentada sobre el causante de su posible fortuna. Seguro que cuando lo heredó de su abuela no se imaginó que pudiera llegar a ser famosa por ello. Según declaró, "Simplemente me acostumbré a él. En realidad no me parece tan feo".

Supongo que tras leer esta noticia, comenzaréis a mirar con otros ojos a los muebles y figuritas más estrambóticas de vuestras casas, y dudaréis bastante antes de tirarlos. Quien sabe, conociendo a la televisión de nuestro país, es bastante probable que llegue un concurso parecido, y nos jubile.

2 gusiluces salvados:

    Pues es feo de cojones el sofá pero parece bien cómodo.

    Eligieron el sofá o la eligieron a ella?