Vuelta de vacaciones


Tras mi mesecito de rigor de vacaciones en la playa para volver ligeramente morena por última vez en mucho tiempo (tenía que compensar el poco sol que he visto este curso, y el todavía mucho menos sol que veré el siguiente), ya he vuelto para daros un poco más la lata. Y comienzo contado, si me permitís (y si no da igual porque ya está escrito) mi mes de agosto. La magnífica foto que tenéis a vuestra izquierda refleja uno de los atardeceres más bonitos que he visto en mi vida, y todo desde el balcón del apartamento que alquilamos en La Manga. La ventaja de esta playa es que tienes dos mares a tu disposición, el Menor y el Mayor (que es como llaman al Mediterráneo), de forma que cuando viene el viento de un lado el otro está en calma, y siempre tienes mar donde nadar... a menos que te venga un temporal de los que hacen historia, como pasó este año. Imaginaos como sería, que amigos que llevan veraneando allí más de 20 años dicen que no habían visto una cosa igual en su vida, y es que con deciros que yo estaba en el piso 12, y al abrir las ventanas me empapaba del agua de mar que traía el viento...aunque eso sólo en los días críticos, ya que aunque hubo mal tiempo una semana, no dejé de salir a la playa, excepto los dos días con más viento, que eso ya era misión imposible. Pero tras la tempestad llega la calma, y en cuanto pasó lo peor del temporal, salí a comprobar los daños causados, que no fueron pocos. La playa se trasladó a las aceras, que estaban llenas de arena, y para rellenar el hueco se crearon dunas de algas, que para darle emoción a la cosa tenían sorpresas en su interior, como peces de todo tipo y tamaños, erizos de mar, cigalas, babosas, una tortuga, sandalias desparejadas y muchas redes. Luego, para dar colorido al criadero de algas trajo el mar unas cuantas boyas tamaño king-size (1,5 m. de diámetro, así a ojo y sin contar la cadena), corchos que llenaron la playa de bolitas blancas, y cachos de barco. Y como la mayoría de los españoles son así de limpios, fueron aportando su granito de mierda según avanzaba el día, por lo que unas horas más tarde al hacer el mismo recorrido me encontré con la añadidura de cascaras de naranja y melones, botellas, latas de comida...hasta un condón usado, que no sé a que mente perversa y perturbada se le puede ocurrir tirarlo ahí.
Lamentablemente no fue el único incidente de mi última semana de vacaciones, cuando pasó el temporal, y las algas se iban acumulando en esquinas para conspirar dejando hueco a los esporádicos bañistas, y todo parecía haber vuelto a la normalidad, llegó el día de niebla espesa, que no fue demasiado emocionante, pero a los atrevidos que nos metimos en el mar nos impedía ver la orilla en cuanto nos dejábamos arrastrar por la corriente hacía zonas donde cubría ligeramente. A mí personalmente me recordaba a la escena del Titanic cuando están ya todos moribundos en el agua.
Y cuando pasó el temporal, pasó la niebla, y te dices... ya nada más puede estropearte las vacaciones, pues viene Murphy y se trae un escualo de la mano para que veas que las desgracias nunca vienen solas. Así que mi playa querida, que era de las afectadas, tuvo a intervalos bandera roja y amarilla según le diera la gana a la graciosa tintorera de aparecer o no. Menos mal que como dije al principio de la entrada, tenemos dos playas, y pude usar la libre de tiburones el par de días que me quedaban.
Pero dejando estos pormenores de lado, tengo que reconocer que me lo pasé bien, y espero poder repetir el verano próximo.

2 gusiluces salvados:

    Pero chica! Te ha pasado de todo! Me alegro que ya estés de vuelta y sin secuelas de tanto contratiempo jejeje

    Aunque yo pensaba que te ibas fuera de España... que hay de tu periplo europeo?

    Por cierto, las olas descomunales me vendrían bien que este verano he aprendido a hacer surf ;)

    En fin morenita, espero verte a tope en el blog, yo ahora estoy de pausa por exámenes pero seguiré leyendote eh!

    Fue en julio cuando estuve fuera de España, mas concretamente en Darmstadt, una ciudad algo mas pequeña que Alcorcon que esta a media hora en autobus de Frankfurt, y segun dicen tiene una de las mejores universidades de Alemania (quizas lo compruebe en unos años).

    Mucha suerte con los examenes, y felicidades por tu nuevo dominio