Atraco con sorpresa

Ya os había contado la noticia del ladrón que intentó robar en una escuela de karate (hay que ser tonto), y hoy me he encontrado con otra bastante parecida. En este caso el asalto ocurrió en Giessen, al suroeste de Alemania, y el atacante se llevó un buen susto por pasarse de listo.
Todo sucedió en una estación de trenes de la ciudad germana. Un chaval de origen asiático creyó tener ante sus narices el crimen perfecto cuando escogió como víctima de su atraco a un ciego, a quien amenazó y golpeó en la cara. Pero lo que no se esperaba este muchacho es que el ciego le respondiera, le hiciera una llave y le dejara inmovilizado en el suelo hasta que llegara la policía, y es que la víctima era un experto en judo que pudo sin demasiado esfuerzo demostrar sus habilidades.

Obviamente se lo tiene merecido, y más le vale la próxima vez pensárselo dos veces antes de intentar cometer otro delito.

1 gusiluces salvados:

    Ui... pues creo que esta también te la robo :P